dilluns, 11 de novembre de 2013

Ruta Castillos Cataros Raidlight


Otras veces había visitado los castillos, ésta disfrutamos también del recorrido entre ellos. Se trata de una ruta preciosa, muy variada y bien señalizada, a tener en cuenta, haciéndola en más o menos días.
El inicio era en Montsegur, subíamos y bajábamos de nuevo al párking desde donde salía el GR7B que seguiríamos durante todo el día en algunas de  sus variantes. Primero un sendero precioso que nos anima después se convierte en pista asfaltada pero por senderos que recorren los típicos pueblecitos franceses.
Entre asfalto y pista llegamos a Camp Redon, primer sitio donde el GR no lo vemos claro así que decidimos continuar por carretera hasta Le Peyrat. Saliendo de ese pueblo y después de un corto tramo de via verde hay que ir por un sendero en subida camino de Mireval. Ya arriba, hacia el Lac Montbel, que se cruza, literalmente por en medio.

La segunda parte, camino de Mirepoix, es más rápida y llana, pasando por poblaciones más importantes como Camon y Lagarde. Vale la pena dedicar unos minutos a Mirepoix, pequeña ciudad con una plaza central medieval preciosa (y con abundantes sitios para comer o hacer un café.
Camino de Fanjeaux se nos hace de noche, pero lo cierto es que el recorrido se hace bien. Ahí acaba el GR así que decidimos después de unos 70km ir en coche hasta Carcassone.
Primer día, relativamente rodador.
En cuanto al material Raidlight yo utilicé el ShortTrail Performer, ultra ligero y fresco y entre los dos llevamos el portabidón 1000 y la OLMO12 (en breve los reviews), ambos nos acompañarían los tres días.
Y para el recorrido, pedí por internet el siguiente mapa.
El segundo día se planteaba más duro, si bien los paisajes entre viñedos prometían, las montañas a superar también. Partíamos de Monze para evitar la salida de la ciudad, siempre engorrosas, y lo hacíamos con una difícil subida pero peor bajada hacía el desconocido Castillo de Miramont, sencillo pero interesante y con bonitas vistas. Ahí un “error” nos fué de maravilla. Lo que en teoría era un recorrido en forma de L invertida ahora era una variante en diagonal que pasaba por Montlaur. Esta variante se toma llegando al castillo a la derecha por una pista, y la verdad es que no solo vale la pena por su recorrido sinó porque sin darnos cuenta (aunque con un par de despistes en la ruta) llegamos a Lagrasse.
Uno de los despistes es en uno de los puntos más altos del recorrido, donde llega un GR de la derecha pero hay que seguir recto por el GR también marcado. Por cierto el sábdo seguíamos el GR36.

Esta variante se ve en el enlace que cuelgo, pero no está actalizado en el mapa.
En Lagrasse, donde una vez más nos dedicamos a hacer turismo, también nos despistamos. Lo que nosotros consideramos como marcas buenas, nos llevan a retroceder por el sendero que hubiesemos hecho en caso de no coger la variante de Montlaur, sin darnos cuenta hacemos casi 3 kms en sentido equivocado. El sendero correcto está justo en la entrada norte, al lado del mapa que indica los caminos, al fijarnos se veía claro pero no lo detectamos. Si se llevan muchos kms, de todas formas, recomendamos hacer un tramo por una carretera que parte de la Abadía, ya sea por su derecha o por su izquierda. Es una carretar muy secundaria, la D41, al final de la cual se gira a la derecha y se baja por otra 1km hasta en un puente, empalmar de nuevo con el GR36B camino de Sant Pierre Des Champs y posteriormente Villerouge Termenes. Seguimos unos kms más hasta Maisons. Ahí de nuevo la única alternativa era seguir por carretera hasta Cucugnan y la verdad es que después de disfrutar del GR36 y sus subidas y bajadas, ya teníamos bastante (más de 70kms con algunos extras debido a las pérdidas).
Una previsible llúvia nos permitía estrenar el topultralight, pero al final no llovió, así que tendremos que esperar a ponerla a prueba más tarde.
Mapa
Y así llegamos al tercer día, sin duda el más espectacular. Partimos del pie del Peyrepertuse, y el Quéribus a lo lejos.  Salimos de Duilhac siguiendo unas trazas naranjas y azules, colores muy medievales, aunque en seguida vemos un cortafuegos que sube vertical y decidimos cogerlo. Buena elección. 

Después de un pequeño tramo de carretera, de nuevo un sendero nos lleva al párking, pagamos nuestra entrada y para arriba. Justo en la entrada del espectacular castillo vemos las marcas de un GR que sube por la otra vertiente. No  escatimamos tiempo para el castillo, pero al final bajamos. Decidimos hacerlo por la carretera siguiendo el GR, pero no vale la pena, mejor por el cortafuegos. De nuevo en Duilhac seguimos nuestros colores naranja y azul, que nos guiaran hasta el Quéribus pasando por Cucugnan. La subida es espectacular, se pierde de vista el castillo y no lo volvemos a ver hasta que un tramo llano nos lleva directamente a su pié. Ya solo nos quedan unos pocos metros y gozar de este nuevo castillo viendo el Peyrepertuse. Nuestro punto de partida.
Nuestro gran apoyo, Viqui, Bea y como no, Víctor, GRACIAS
Como conclusión y aunque suene a tópico, agradecer a Raidlight por colaborar en este fantástico proyecto, estamos muy contentos con el resultado del material testeados. En breve y gracias a Zonafinisher iremos colgando nuestras sinceras impresiones (Raidlight nos ha ayudado pero no nos patrocina, así que lo que diremos es lo que realmente pensamos, explicando las virtudes y los pocos aspectos a mejorar). El recorrido creo que vale la pena hacerlo con un par de días más, para poder tener más tiempo libre y más pausa para recorrerlo. Volveré seguro.






3 comentaris:

Joaquin Busto ha dit...

Gran proyecto!!! gran ruta!! a tener en cuenta a la hora de conocer y disfrutar, Genial
Pau & Cia.

Pau ha dit...

Joako, a ver en verano, a mi me gustaría repetirla, eso sí con algun día de más o lo que es lo mismo (algun km de menos ;-) )

Ana ha dit...

¡Qué pasada las fotos!

Les Curses més rendibles